Entradas 

Ecografía en fisioterapia

La ecografía es una herramienta que nos permite observar qué ha ocurrido o qué está ocurriendo en el cuerpo de nuestro paciente, valorar la lesión, ver su evolución, abordarla directamente y otra serie de posibilidades como el estudio anatómico o el abordaje invasivo de los nervios periféricos.


Se entiende la ecografía como "una prueba de diagnóstico por imagen que utiliza ondas sonoras (ultrasonido) para crear imágenes de órganos, tejidos y estructuras del interior del cuerpo. A diferencia de las radiografías, la ecografía no utiliza radiación. La ecografía también puede mostrar partes del cuerpo en movimiento, por ejemplo, el corazón latiendo y la sangre fluyendo por los vasos sanguíneos." - Biblioteca Nacional de Medicina.


En fisioterapia cada día es más común su utilización tanto para valorar como para tratar a los pacientes. En primer lugar, la ecografía nos da la posibilidad de conocer anatómicamente el cuerpo de cada uno de nuestros pacientes, cómo son sus fibras musculares, si hay o no alguna variante anatómica o si tienen más vascularización o menos según sus características individuales. Por otro lado, en caso de lesiones nos permite buscar, objetivar y controlar la evolución de la misma, así como descartar otras posibles patologías. Además, la técnica ecográfica nos permite realizar abordajes invasivos mediante agujas de forma segura y directa sobre la lesión a tratar o sobre el nervio a estimular según el objetivo o la lesión de cada paciente. Por último, la imagen ecográfica nos permite darle un feedback al paciente ya que él mismo podrá ver la evolución de la lesión o incluso la contracción del músculo que queremos trabajar.


En definitiva, la ecografía es una herramienta que está cogiendo mucha fuerza dentro de la fisioterapia y que nos permite llegar a objetivos más lejanos, de manera más eficiente y segura.






1 visualización0 comentarios
1_Primary_logo_on_transparent_1024._edited.png